Skip to content

El fraude sigue a la alza y los estafadores se están volviendo cada vez más sofisticados. América Latina enfrenta una de las tasas en fraude con tarjetas más alta a nivel mundial. Los bancos deben implementar nuevas tecnologías y estrategias para mantener a sus clientes seguros.